Cómo elegir un carro de herramientas

Cómo elegir un carro de herramientas es un enigma para quienes no tienen experiencia utilizando esta solución de almacenamiento de utensilios presentes en un taller. Por supuesto, sobran las razones para haceros con esta unidad de trabajo móvil que facilita el desarrollo de actividades mecánicas.

El principal motivo para adquirir este accesorio de trabajo, de hecho, no reside precisamente en que están dotados con cajones y compartimientos para guardar martillos, destornilladores, llaves, etc. Tampoco porque podamos moverlos de un lugar a otro fácilmente, sino porque hacen posible tener un puesto de trabajo auxiliar cerca del lugar en el que estamos operando.  

Dado a la importancia que tiene esta solución de almacenamiento móvil en la realización de trabajos mecánicos, tener conocimiento sobre cómo elegir un carro de herramientas podría hacer la diferencia para conseguir un mejor desempeño.

En este post repasaremos las razones para adquirir un carro de herramientas y  precisaremos los criterios a considerar al momento de elegir un vehículo de este tipo.  Todo con el propósito de que realicéis una elección acertada.

Motivos para equiparse con un carro para almacenar herramientas

Si bien saber cómo elegir un carro de herramientas resulta muy importante para optimizar el trabajo, haciéndolo más práctico y rápido, es necesario comprender los motivos para adquirir estos carritos. A continuación los enumeramos:

  • Primeramente, están equipados con cajones y elementos de almacenamiento, pero suelen integrar una bandeja resistente capaz de soportar hasta 200 kg.
  • En el ámbito del trabajo mecánico, podemos desmontar una pieza dañada del carro con las propias herramientas y después ponerla en la placa de la unidad para llevar a cabo la reparación. 
  • El hecho de tener a nuestro alcance cada una de las herramientas de trabajo, hace que estos carros mejoren la ergonomía del trabajo.
  • Cuando pensamos en cómo elegir un carro de herramientas, no podemosolvidarnos dela altura que, por lo general, debe ser de 90 cm, para propiciar  la adopción de una postura de trabajo más cómoda. 
  • Según la actividad que se lleve a cabo, este accesorio tiene la capacidad de cambiar la manera de trabajar y obtener ciertos beneficios en términos de eficiencia y ergonomía
  • Con estas unidades de trabajo móvil se evita colocar las piezas  en el suelo, ya que al extraerlas es posible colocarlas sobre la plataforma.
Cómo elegir un carro de herramientas

Te contamos cómo elegir un carro de herramientas

Cómo elegir un banco de herramientas implica evaluar cada uno de los elementos que integra el accesorio en general, desde  las particiones de almacenamiento y otros elementos que son necesarios para optimizar el trabajo. De manera que os recomendamos hacer hincapié en estos aspectos:

  • Bandeja: Puede estar dotada o no con espuma protectora para proveer un soporte interesante que asegure comodidad y resistencia. Tengamos en cuenta que un modelo de carro pequeño solo nos servirá para almacenar piezas pequeñas.
  • Calidad de la carcasa: Es importante que sea metálica y resistente tanto a los golpes como a las cargas más pesadas.
  • Cajones: Cada uno de los cajones deben ajustarse al tipo de herramientas con las que trabajéis. Además, tienen que ofrecer una buena resistencia y no sucumbir, por ejemplo, ante el peso del juego de llaves. También resulta fundamental que sea de metal y su montaje sea sólido para mover todas las herramientas a la estación de trabajo. Por último, mucho mejor si son  extraíbles para reorganizar todo a nuestro gusto.
  • Cargas de peso: Ningún elemento que componga el carro de herramienta debe olvidarse de la resistencia que debe ofrecer ante las cargas y, por supuesto, tienen que ser de calidad.  De manera que la bandeja, el armario, los cajones, incluyendo las ruedas están obligadas a ser macizas y capaces de soportar el peso de las piezas con las que trabajemos.
  • Dimensiones: Hay que procurar que la altura no sea mejor a 90 cm, porque esta es la altura estándar para poder trabajar con el mayor confort posible. Referente al ancho y profundidad de la caja, es importante que se adapten al tipo de actividad que realicemos.
  • Ruedas: Que un carro de taller disponga de ruedas básicas significa que no es capaz de cubrir algunas necesidades. Es primordial que tenga al menos dos ruedas direccionales y las cuatro estén equipadas con frenos. Ello, permitirá trabajar en un entorno más seguro, evitando posibles accidentes durante la actividad.
  • Tiradores: Este es un punto que muchas veces se subestima, pero un carro de herramientas con tiradores hará posible que podamos orientar y mover la unidad con mayor facilidad. Eso sí, estos elementos tienen que ser suaves y lo más ergonómicos posible para que su movilidad no sea una molestia.
Cómo elegir un carro de herramientas

Conclusiones

Es un hecho, cómo elegir un carro de herramientas supone centrar nuestra atención en cada uno de los elementos que componen estas unidades de trabajo. Focalizándonos especialmente en la calidad de los materiales y la resistencia que ofrecen, ya que las herramientas que se utilizan en un taller no suelen ser muy ligeras.

Acertar en la elección de un carro de taller, sin embargo, dependerá en gran medida, del tipo de trabajo que llevemos a cabo. Eso sí, al momento de elegir debéis considerar que esta unidad no es un simple módulo de almacenamiento, sino un asistente para cualquier mecánico.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?