Todo lo que debes saber sobre Equipos de Protección Individual

Ningún taller está exento de accidentes asociados con las propias actividades laborales que se llevan a cabo dentro de las instalaciones. Los empleados diariamente manipulan maquinarias y herramientas que suponen un riesgo para la integridad física. He aquí la importancia de que los jefes provean a los trabajadores de Equipos de Protección Individual (EPI), dado que tras un fallo o error en la manipulación de estas máquinas, la utilización de accesorios de seguridad podrían evitar lesiones graves, incluso salvarles la vida.

Los EPI son instrumentos que tienen como objetivo minimizar los daños derivados del trabajo. Eso sí, en función del grado de riesgo de la actividad laboral se prevé el uso de dispositivos específicos, que en algunas circunstancias también pueden ser obligatorios por ley.

La obligación de utilizar Equipos de Protección Individual, engloba todos los casos en los que determinados factores de riesgo no pueden evitarse o reducirse mediante medidas preventivas o medios de protección colectiva. En este artículo abordaremos todo lo que necesitas saber sobre los EPI.

Cuándo usar los equipos de protección individual

Los Equipos de Protección Individual se tienen que utilizar en los entornos de trabajo que supongan un riesgo para la salud y la seguridad de los empleados. El hecho es que el uso de estos accesorios sirve para garantizar la seguridad de los trabajadores, mientras realizan actividades laborales que las medidas preventivas externas no pueden.

A continuación precisamos las situaciones que se pueden evitar al utilizar los EPI:

  • Accidentes.
  • Fatiga mental (depresión, irritabilidad, nerviosismo…).
  • Lesiones por aplastamiento.
  • Lesiones por golpe contra objetos.
  • Lesiones por objetos móviles o materiales desprendidos.

Equipos que debe tener un taller

Los talleres son lugares en los que los riesgos de sufrir accidentes o lesiones están latentes, de modo que el uso de algunos de Equipos de Protección Individual son obligatorios. Estos son algunos de los EPI que no deberían faltar en estos entornos:

Casco

El casco es esencial para evitar daños en el cráneo, el cerebro, el cuero cabelludo y las orejas. Sin este equipo de protección, se corre el riesgo de sufrir fracturas con traumatismo craneoencefálico, hemorragia intracraneal, heridas en el cuero cabelludo, etc.

Los riesgos de sufrir lesiones en la cabeza son mecánicos. Es decir, golpes por objetos fijos o en movimiento, caída de objetos, aplastamiento, proyecciones, etc.

Equipos de protección individual

Gafas de seguridad

Para evitar daños en los ojos es necesario usar gafas de seguridad. Sin este tipo de protección, aumenta el riesgo de sufrir alergias, irritaciones, conjuntivitis, quemaduras e incluso ceguera. Existen diferentes riesgos a considerar al momento de pensar en la protección ocular y facial:

  • Riesgos mecánicos: Golpes, proyección de fragmentos, polvo ambiental, etc.
  • Riesgos térmicos: Proyección de metal fundido, etc.
  • Riesgos químicos o biológicos: Chorro de líquido, gas y vapores, etc.
  • Riesgos eléctricos: Arco eléctrico de cortocircuito
  • Riesgos por radiaciones: Láser, soldadura, radiaciones solares, etc.
Equipos de protección individual

Protección auditiva

El uso de tapones o auriculares es fundamental para evitar daños en el aparato auditivo (tímpanos, nervio auditivo, células auditivas, etc.). No proteger esta zona durante las actividades laborales, incrementa las posibilidades de sufrir trastornos del equilibrio, tinnitus (zumbido en los oídos), infecciones de oído e incluso sordera.

Podemos decir, por tanto, que existen riesgos ligados a los entornos físicos, como ruidos continuos e impulsivos (causados por herramientas, máquinas ruidosas como martillos neumáticos, motosierras, prensas, etc.).

Equipos de protección individual - auriculares

Máscaras faciales

Usar una máscara contra el polvo en el trabajo no es un lujo, y mucho menos cuando se entra en contacto con sustancias peligrosas. El 15 % de los empleados en los talleres respiran vapores, humo o polvo mientras realizan su trabajo.

Las máscaras contra el polvo los protegen contra partículas finas y otras partículas peligrosas. Ahora, si las sustancias son realmente dañinas, se recomienda usar una máscara facial completa, para proteger la nariz y la boca de la contaminación dañina.

Las protecciones respiratorias están diseñadas para prevenir daños en el sistema respiratorio, el sistema nervioso, la tiroides y ciertos órganos (riñones, hígado). Sin protección, se corre el riesgo de sufrir alergias, irritaciones, asma, dolores de cabeza, envenenamiento, enfermedades de la sangre y cáncer.

Equipos de protección individual - mascarilla

Guantes

Los guantes es uno de los Equipos de Protección Individual por excelencia, ya que protegen las manos (nuestra herramienta principal de trabajo). Existen varios tipos de guantes de protección que permiten evitar daños en la piel, las muñecas, uñas, dedos, músculos, músculos y huesos.

No proteger las manos en un taller, podría generar dermatitis, quemaduras, cortes, grietas e incluso amputaciones. En estos casos, existen una variedad de riesgos a los que nos exponemos:

  • Riesgos mecánicos: Golpes, objetos cortantes o puntiagudos, vibraciones.
  • Riesgos térmicos: Productos calientes o fríos, llamas.
  • Riesgos eléctricos: Tensión eléctrica.
  • Riesgos químicos y biológicos: Químicos (cemento, resina, solvente, pintura, ácido, etc.) y microorganismos.
  • Riesgos asociados a la manipulación de productos radiactivos y riesgos de radiación.
Equipos de protección individual - guantes

Ropa protectora

Para evitar daños en la piel, músculos, huesos, órganos y extremidades, la ropa protectora juega un papel clave. Por el contrario, se corre el riesgo de sufrir lesiones, hemorragias, cortes, descargas eléctricas, infecciones bacterianas y virales, quemaduras y congelación.

Una buena visibilidad en el trabajo también resulta primordial, por lo que un chaleco de seguridad y un pantalón de tejido resistente podrían evitar accidentes. ¿Cuáles son los riesgos de no usar ropa protectora? Estos:

  • Riesgos mecánicos: Objetos puntiagudos y cortantes, colisión con objetos en movimiento.
  • Riesgos térmicos: Productos fríos o calientes, contacto con llamas.
  • Riesgos eléctricos: Tensión eléctrica.
  • Riesgos químicos y biológicos: Proyección de productos químicos, corrosivos (ácido, etc.), líquidos biológicos.
  • Riesgos relacionados con la atmósfera: frío, mal tiempo.
  • Riesgos asociados a la manipulación de productos radiactivos.

– Zapatos de seguridad

Los zapatos de seguridad suele ser uno de los Equipos de Protección Individual más subestimados, pero permiten prevenir daños en los tobillos, el tendón de Aquiles, el codo, los dedos de los pies, las uñas, las plantas, los huesos y los músculos.

Nuestros pies también necesitan una protección sólida, por lo que los zapatos de seguridad (tipo Sb, S1, S2 o S3) y las botas de seguridad (tipo S4 o S5), representan la solución idónea para protegernos contra pesos pesados. Sin protección en esta zona del cuerpo, podríamos sufrir fracturas, esguinces, desgarros musculares, lesiones en la piel (frío y calor), heridas, secciones de ligamentos y tendones o incluso amputaciones, etc.

A continuación identificamos varios riesgos a los que nos exponemos al no usar zapatos de seguridad:

  • Riesgos mecánicos: Golpes, caída de objetos, impacto en el talón del pie, caída por resbalón o pisada de objetos puntiagudos o cortantes.
  • Riesgos térmicos: Proyección de metal fundido, frío y calor. Riesgos químicos: polvo o líquidos corrosivos (ácido, etc.).
  • Riesgos eléctricos: Conducción eléctrica
Equipos de protección individual - zapatos

Conclusiones

Como veréis, el uso de Equipos de Protección Individual es de vital importancia en cualquier taller u otros entornos de trabajo. De hecho, utilizar estos instrumentos no requiere esfuerzo, pero puede tener una gran influencia en vuestra salud.

Los empleadores deben preocuparse por crear un entorno de trabajo seguro a diario, por lo que tienen que proporcionar el equipo de protección personal adecuados a los trabajadores (de cabeza a pies). Todo con el propósito de que realicen sus actividades de manera segura y se disminuyan los riesgos de sufrir lesiones graves.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?