Mini taladros o taladros normales: en qué situaciones usarlos

Son dos tipos de herramientas que comparten familia. También usos y prestaciones, pero con importantes matices que sí que los diferencian. Por ejemplo, los mini taladros son instrumentos eléctricos portátiles, de tamaño muy reducido (los más pequeños tienen 11 cm de longitud) y peso por tanto igual de ligero; mientras que los taladros eléctricos son obviamente algo más grandes (los hay de 16 cm), más pesados (no mucho, porque siguen siendo herramientas fáciles de manejar) pero que nos permiten muchos más usos y aplicaciones.

¿Cuál es entonces mejor para nuestros proyectos habituales? Pues dependerá, obviamente, de ese tipo de trabajo que tengamos que hacer. A nivel profesional, los taladros son las herramientas más estandarizadas y se ven muy pocos mini taladros, sólo para ubicaciones extremadamente singulares en términos de espacio. Éstos son más habituales, sin embargo, en ambientes domésticos.

Vamos a verlo todo en detalle a continuación.

Cómo son los mini taladros

Los mini taladros tienen menor potencia, pero permiten trabajos de difícil accesibilidad, casi imposibles para un taladro estándar. Tienen la gran ventaja adicional que si le añadimos accesorios concretos (la lista es larga), podemos aumentar sus prestaciones y convertirla en una herramienta multiusos. Por ejemplo, cortar materiales cerámicos para hacer agujeros, afilar superficies, o incluso serrar piezas metálicas.

Los accesorios más comunes que encontraréis al haceros con mini taladros son: portabrocas, discos de corte, de lijado, de fresas, herramienta rotativa de eje flexible, pulidores, soportes para discos, cubierta protectora, cepillos metálicos, piedra abrasiva, papel y tambores de lijar.

En Suteva estamos especializados en taladros profesionales más que en mini taladros, enfocados generalmente a trabajos de bricolaje y manualidades, pero reconocemos que aportan excelentes acabados en según qué proyectos. Por ejemplo, ofrecen una casi milimétrica precisión de aplicación (su ligereza ayuda en este propósito), ideal para usos tan versátiles como atornillar, perforar, tallar, fresar, amolar, limpiar, pulir, cortar, lijar o grabar. 

Aplicaciones de los mini taladros

Los mini taladros que llevan batería funcionan sin cable, lo que nos permitirá ganar en versatilidad y maniobrabilidad, sin duda, sus características más marcadas. En cuanto a su potencia, depende del voltaje con el que cuenten (generalmente en torno a 200 w y 280 w), de la duración de la batería y del tipo de trabajo, pero generalmente ofrecen una autonomía suficiente para completar todo tipo de empresas. El rendimiento de la herramienta, por tanto, estará muy ligado a ese voltaje de la batería.

Se pueden usar con una única mano, y aunque su potencia es limitada en comparación con los taladros normales, puede alcanzar las 30.000 revoluciones de su eje de giro, el cual es regulable.

Tipos de trabajo

  • Proyectos artesanales
  • Bricolaje casero
  • Talleres
  • Taller de joyas
  • Todo tipo de carpintería
  • Metalistería
  • Modelaje

Usos y aplicaciones

Como venimos diciendo en el artículo, como herramienta multiusos, los mini taladros, junto a sus accesorios, nos servirán para un sinfín de funciones. Las principales:

  • Taladrar y perforar
  • Cepillar
  • Fresar
  • Lijar
  • Afilar
  • Cortar
  • Emerilar
  • Pulir
  • Grabar

Hay que recordar algunas recomendaciones técnicas en cada uso para conseguir el mejor resultado posible.

Si empleamos el mini taladro para taladrar, grabar o fresar, hay que tratar de abordar la superficie del material en posición perpendicular, a no ser que la única postura posible nos impida actuar de este modo. En cuanto a la velocidad, siempre la máxima (la potencia de los mini taladros es limitada), y muy importante elegir (obvio) el accesorio adecuado para cada trabajo.

Si vamos a fresar, y con el fin de controlar la herramienta con seguridad y acierto, necesitaremos casi seguro algún elemento que actúe de guía.

A la hora de afilar o de lijar, indicaciones parecidas, o sea:

  • Elegir la muela o la forma de la lija en función del material sobre el que vamos a trabajar, que determinará un tipo de lijado u otro.
  • Para afilar, velocidad máxima; para lijar, cada accesorio tendría indicada una velocidad determinada.
  • Cuando lijes, ojo con incidir mucho tiempo sobre el mismo punto porque podrías eliminar demasiado material.

En proyectos que exijan usar los mini taladros para pulir, movimientos circulares para abordar la superficie (eliminar polvo y otras partículas antes), y siempre a velocidades inferiores a 15.000 revoluciones por minuto. En cuanto a acciones de cepillar, dos aspectos primordiales:

  • Elección de dureza de púas del cepillo acorde al material a tratar.
  • Velocidad inferior a 15.000 rpm.

Por último, en trabajos donde el uso del mini taladro sea cortar, el material vuelve a ser determinante para la elección de un disco u otro, más grueso o menos grueso. Y siempre, a la máxima velocidad permitida.

Buenas prácticas para el uso de mini taladros

Como en todo trabajo manual que implique el uso de herramientas como los mini taladros, o de mayor tamaño como los propios taladros, atornilladores o amoladoras, debemos como profesionales seguir a rajatabla concretas recomendaciones en beneficio de nuestra salud y de la calidad final de los acabados. Díganse:

  • Leer detenidamente las características de la herramienta para un uso adecuado en todos los contextos en los que tengamos planeado trabajar.
  • Equipamiento adecuado en el desempeño del trabajo (mascarilla, guantes, gafas reglamentarias, cascos anti ruido).
  • Empleo de accesorios para fomentar la seguridad, facilitar el trabajo y evitar accidentes (ej. Banco de trabajo u otro dispositivo de sujección).
  • Elección adecuada del accesorio para la ejecución del tipo de trabajo concreto que evite accidentes y malos acabados.
  • Si cambiamos el accesorio, siempre desenchufar antes el mini taladro.
  • No dejar holguras entre la pinza y el accesorio.
  • Trabajar a la velocidad adecuada según el grosor del material y el accesorio que utilicemos. No forzar la herramienta.
  • Despejar el área de trabajo de elementos peligrosos.
  • Encender el mini taladro una vez cumplimentadas las mencionadas recomendaciones.
  • Una vez acabado el trabajo, apagar el mini taladro con el interruptor, esperar a que deje de girar y a continuación desenchufar el cable de la toma de luz.

Cuando es mejor el uso de un taladro normal

Al igual que su versión mini, los taladros, además de atornillar (su principal y más común aplicación) son herramientas multifuncionales que nos darán un servicio u otro dependiendo del accesorio que coloquemos para los trabajos concretos de cada proyecto. Es decir, con una sola herramienta podemos obtener las prestaciones de otras diferentes.

  • Cortar y agujerear: la fresa de disco realiza ranuras y hendiduras en la madera. Hay sierras de corona para materiales blandos, cerámica, madera, yeso laminado, plástico, etc. También en mármol o granito. Se puede montar en un soporte de columna para ganar agarre y precisión. Para agujeros de gran tamaño, utilizaremos un accesorio cortacírculos.
  • Lijar, desbastar y decapar: Con la escofina recta podremos alisar los cortes rectos sin deformarlos. La de punta redonda redondea cortes serrados y bordes, pero con un disco de lijado esta tarea se hace más rápido y fácil. También podemos decapar con los discos de lija. Con el cepillo de láminas de lija, seremos capaces de lijar objetos irregulares, como barrotes o superficies talladas. Los cepillos de copa de metal limpian objetos oxidados o con restos de pintura.
  • Pulir y abrillantar: Los discos de paño y de fieltro pulen acabados encerados para sacarles brillo en muy poco tiempo. Para latón y cromados, utilizaremos esponja de pulido con pulimiento líquido. Son perfectos para plásticos y metales como los faros de nuestro coche y la carrocería.

Los entornos de ejecución más habituales para los taladros serán:

  • En talleres
  • En construcción (manipular material de obra como hormigón, ladrillos, baldosas, yeso, pladur…)
  • Complejos industriales
  • Bricolaje (ej. Inserción de largos tornillos en superficies de gran grosor y dureza)

Son herramientas con altas capacidades de perforación, buenas relaciones tamaño/potencia del par de apriete, habitualmente con protección electrónica contra la sobrecarga en el taladro y la batería y, en definitiva, mayor rendimiento al usar motores brushless que tienen más vida útil y no experimentan caídas de voltaje ni fricciones.

Conclusiones

Los mini taladros son herramientas multiusos, al igual que su hermano mayor los taladros, con grandes acabados y por tanto resultados, pero orientados a trabajos menos exigentes que los que se desarrollan en entornos industriales o de construcción. Son también herramientas que usan los profesionales del sector reformas, industrial y construcción, pero menos habituales por la envergadura de los proyectos que tienen este tipo de sectores, y porque el taladro es ya de por sí una herramienta que, al amparo de sus muchos accesorios, cubre a la perfección todas las necesidades que exigen estos proyectos.

Marcas referentes en la familia de taladros como Dewalt o Milwaukee forman parte del catálogo oficial de Suteva, de los cuales además somos distribuidores reconocidos, con el mejor servicio postventa.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?