¿Qué es una Llave Dinamométrica y cuáles son las mejores?

La llave dinamométrica es una pieza indispensable en el kit de herramientas de un entusiasta de la mecánica. Y es que no hay nada más más eficaz y preciso para apretar un tornillo o una tuerca. El uso de este tipo de llave nos ayuda a evitar la realización de un ajuste excesivo o insuficiente para evitar que las piezas mecánicas se rompan o se aflojen.

Todo lo que debemos realizar es determinar el par de apriete deseado y detenerse cuando se alcance.  A diferencia de una llave clásica que tenemos que quitar cada vez, la llave dinamométrica integra un trinquete que nos hace más fácil el proceso de apretar tuercas, sin que el dado se separe de esta pieza. Ergo, solo debemos hacer el gesto de ir y venir.

Suena fácil y sencillo ¿Verdad? Sin embargo, estamos hablando de una herramienta de trabajo que hay que saberla utilizar y no se puede elegir al azar. Por lo tanto, elegir el modelo indicado tiene su ciencia. En este post os enseñaremos qué son este tipo de llaves, cómo usarlas y cuáles son las mejores.

¿Qué es una Llave Dinamométrica?

Una llave dinamométrica es una herramienta manual que nos permite apretar tuercas o tornillos mientras se aplica una tensión y fuerza perfectamente controlada.

Está compuesta de dos partes principales: el mango y la cabeza (que se puede intercambiar) y es bastante similar a una llave de carraca común. Pero la diferencia es que nos permite ajustar el par de apriete, el cual se compone de dos valores: la longitud de la palanca y la fuerza aplicada en el extremo de esta palanca.

El caso es que se trata de una herramienta útil y sencilla de manejar. Por lo genral, están dotadas de un mango ergonómico y no demandan el empleo de fuerza para apretar tornillos, tuercas o pernos.

¿Cómo utilizar esta herramienta?

No hay nada complicado en utilizar una llave dinamométrica. Cualquier manitas puede usarlo para apretar tornillos al par correcto. Eso sí, una vez que se ha determinado el par, hay que bloquear el dial para que el valor no cambie durante el apriete.

A continuación mostramos cómo sacarle provecho a esta herramienta:

  • Coloca el enchufe en la llave y bloquéalo.
  • Aprieta gradualmente y detente tan pronto se active el sistema que advierte el valor correcto.
  • Evita agregar un poco más. Esto romperá el perno o dañará vuestra máquina.
  • Bloquea el extremo de la llave en el tornillo de banco y cuelga el cubo vacío en el extremo del mango.
  • Determina la masa de agua que se necesita para operar la llave, teniendo en cuenta la longitud del mango de la herramienta. Conviene comentar que 1 litro de agua es igual a 1 kilo y un 1 kilo suspendido de un mango de 50 centímetros produce una fuerza de 20 Nm.

Es importante añadir que esta herramienta manual debe calibrarse periódicamente, cada 2 ó 3 años o cada 5000 aprietes. Para ello, se utiliza un tornillo de banco, un balde vacío y agua.

Las mejores Llaves Dinamométricas

No es extraño que al momento de ir en la búsqueda de nuestra primera llave dinamométrica, no tengamos ni idea de cuál modelo elegir. Creemos que en Suteva podemos ayudaros a hacer la elección que más se adapte a vuestras necesidades. Y es que pondremos a vuestro alcance las herramientas más eficientes y con mejor relación calidad-precio que harán de vuestras actividades de mecánica y bricolaje una tarea más fácil.

FACOM S.208-100 – La mejor entre las baratas

La FACOM S.208-100 es la opción predilecta para quienes buscan un modelo económico duradero y preciso. Se trata de una herramienta que ofrece una precisión de ±4%, según la certificación ISO 6789 y EN26789.

Y con un tamaño de 5.1 cm y un peso de ‎1.17 kg, la  S.208-100 ofrece una rango de funcionamiento de 20 a 100 Nm, cuadrado de 1/2¨ y L de 416 mm y está dotada con un anillo de bloqueo para aportar un ajuste óptimo del par.

El hecho es que esta llave fabricada por FACOM es adecuada para el mantenimiento de motocicletas y coches. Sobre todo para ajustar bujías de encendido y precalentamiento, ruedas, amortiguadores, colectores, conductos, inyectores, culatas, ruedas, bujes y mucho más.

En resumen, estamos ante una herramienta práctica y de fácil usar, especialmente porque está equipada con llaves de disparo y rearme automáticos. Según el fabricante está diseñada para resistir 25 mil ciclos sin calibrarla.

FACOM 200NM con trinquete – Relación calidad-precio inmejorable

Esta es una llave dinamométrica con la mejor relación calidad-precio y que le hará la vida más fácil de todos los entusiastas de la mecánica y el bricolaje. Y es que la FACOM 200NM es una herramienta de alta precisión con ± 2% antes del envío,  muy fácil de ajustar y cuenta con certificado de calibrado ISO 6789.

Su construcción totalmente de acero ofrece un rendimiento constante y garantiza un rendimiento confiable con el curso de los años. Por lo tanto, hablamos de una herramienta duradera y resistente al óxido.

Su empuñadura S.305P antideslizante proporciona un agarre cómodo, sin mencionar que se puede usar con accesorios. La 200NM es precisa y confiable para coches, camiones y equipos de jardinería.

Tiene una capacidad de 40 hasta 200 N.m y es súper ligera con un peso de  1,260 kg. Además, no cuesta mucho trabajo usarla: simplemente debes girar el collar de ajuste del resorte al ajuste deseado y soltarlos para bloquearlo.

Una vez que alcanza el valor de torque preestablecido, un clic lo alertará sobre deje de aplicar fuerza. No podemos pasar por alto que sus trinquetes S.382 le aportan un valor añadido al momento de usarlo. Lo cierto es que su relación calidad-precio e inmejorable.

FACOM IFT.IN/FT – El mejor modelo de gama alta

Con un par de apriete fácilmente ajustable mediante una escala clara, la FACOM IFT.IN/FT está equipada con una función de bloqueo que evita interrupciones involuntarias durante el trabajo.

También deslumbrará a los usuarios con  la comodidad y precisión que proporciona su mango antideslizante. Pero, sus elementos más reseñables es su mecanismo de o 72 dientes para ofrecer una retoma a 5°, característica que la hace ideal para utilizarla en entornos industriales.

Integra un trinquete reversible y aporta un apriete preciso con una precisión de salida de fábrica: ± 2%. Tiene la capacidad de resistir hasta 50 mil ciclos sin desequilibrarse y solo necesitarás el mínimo de fuerza para poder lograr el objetivo de apretar tornilos, tuercas y pernos fácilmente.

Nuestro verdecito final: es una maravilla de llave para realizar trabajos en el taller o en ambientes en los que se ensamblen máquinas. De hecho, representa una adición de lujo para quienes realice trabajos de bricolaje más exigentes, ofreciendo una capacidad de hasta  300 N.m y poco más.

Factores a considerar en el momento de elegir

Dado a los diversos tipos, tamaños y materiales de los que se pueden fabricar estas herramientas, hay una serie de factores a tener en cuenta al momento de adquirir una llave dinamométrica.

A continuación, se incluyen algunos factores a considerar:

  • Precisión: El objetivo de comprar esta herramienta es aprovechar las medidas que puede ofrecer durante el funcionamiento. Por lo tanto, merece la pena haceros con un modelo con una precisión al menos aceptable; de ​​lo contrario, si la precisión es pobre los resultados no serán los mejores.
  • Certificados de calidad: Al tratarse de herramientas que funcionan dentro de ciertos rangos de valores, la precisión es un elemento importante. Los mejores modelos van acompañados de un certificado de calidad que acredita la calibración y precisión del modelo adquirido. La pieza que quieras también debe proporcionaros instrucciones sobre cómo (y cuándo) calibrar el instrumento para mantener un buen nivel de precisión.
  • Trinquete: Una llave con trinquete es una herramienta mucho más útil que una simple llave. Y es que simplemente los hace más rápidos y fáciles de usar. Por fortuna, la mayoría de los modelos que ponemos a vuestro alcance en Suteva ofrecen esta funcionalidad.

Conclusiones

La llave dinamométrica es la herramienta por excelencia de los mecánicos, reparadores de coches, talleres de carrocería, especialistas en neumáticos, incluso para los entusiastas del bricolaje. Por consiguiente, hacer una buena elección podría facilitar el desarrollo de vuestro trabajo.

Claro está, hay modelos con características orientadas especialmente a uso estándar, mientras que existen piezas destinadas a uso profesionales que, incluso pueden ser usados en todos los procesos industriales donde se ensamblan piezas, desde coches hasta electrodomésticos. Este es el caso de la FACOM IFT.IN/FT, nuestra llave estrella que no dejará indiferente a los usuarios más exigentes.

Nuestro consejo es que bases vuestra elección según vuestras necesidades y el tipo de trabajo que realices.  Sin embargo, sea cuál sea el modelo que elijáis, es necesario  cuidar estas herramientas de golpes y tenerlas bien guardadas para  obtener siempre los mejores resultados.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de: