Uncategorized

SOLDADOR INVERTER

Comparativa soldadoras Inverter: ¿qué debo comprar?

Para aquel que trabaja en un taller o realiza trabajos caseros de reparación y construcción, poseer una soldadora Inverter es vital para poder unir piezas, sin importar qué materiales sean, y completar sus proyectos con facilidad.

Sin embargo, las alternativas disponibles en el mercado pueden resultar confusas para aquellos que nunca han utilizado este tipo de maquinaria, por lo que es necesario conocer la terminología relacionada y algunas definiciones para escoger el mejor modelo.

Esto varía según el trabajo que se realice. Una soldadora que solo se utilice ocasionalmente no tendrá los mismos requerimientos que la usada en un taller, donde probablemente esté encendida todo el día.

Clasificación: ¿cuál es la tecnología disponible?

La aparición de la tecnología Inverter fue crucial para facilitar los procesos de soldadura, pues las máquinas más ligeras y pequeñas junto con la eficiencia de los sistemas electrónicos fueron ideales para innovar. Actualmente, las diferentes maquinarias utilizadas son:

  • MMA: utilizan un arco manual con electrodo revestido para la unión de las partes, puesto que el material que recubre las barras es el que une las piezas.
  • TIG: no se consume el electrodo sino otro material externo. En estos casos, se aísla la soldadura con un gas inerte.
  • MIG: es similar al MMA, dado a que las barras se encuentran recubiertas y aportan el metal requerido para formar la unión en las condiciones del TIG.
  • Resistencia: se genera presión en algunos puntos de la superficie para después pasar una corriente eléctrica que genera un punto de fusión.

Para trabajos domésticos de bajas exigencias se usa el primer método, el tercero , o ambas modalidades. Si se requiere del empleo de ambas o solamente de una dependerá de la cantidad y la calidad exigida del trabajo. Los otros dos sistemas son utilizados, usualmente, en la industria.

Consideraciones técnicas: ¿qué características se revisan?

Siempre es posible conseguir una excelente opción que nos deje trabajar eficientemente. Más allá de la potencia requerida, la máquina que escojamos deberá realizar una labor óptima. Para ello, se averiguará:

  • Ciclo de trabajo. Explica el tiempo que se puede emplear la máquina antes de tener que detenerse. Considerando un ciclo de 10 minutos, se expresa en porcentaje y determinará cuanto tiempo se puede soldar sin pausas. Es preferible que el valor sea mayor al 60 %, y es posible que sea del 100 %.
  • Consumo eléctrico.
  • Esta determinará el diámetro de los electrodos con los que se puede trabajar.
  • Tensión en vacío. Permite arrancar el arco eléctrico en el caso de las MMA e impide que el electrodo se adhiera a las piezas. Se recomienda un valor mayor a 60 voltios.

Tras conocer esto, solamente hay que comprar el modelo adecuado de la soldadora Inverter en nuestra tienda virtual de ferretería online SUTEVA o en el establecimiento comercial situado en La Garriga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *