Todo lo que hay que saber sobre la soldadura orbital

Existen varias maneras de soldar y cada una está pensada para propósitos específicos, como en el caso de la soldadura orbital. Un proceso en el que se usa un electrodo el cual gira sobre el material que se ha de trabajar, con la finalidad de unir las piezas en forma circular. 

Tal vez no sea un método muy conocido por la cultura popular, sin embargo, suele ser bastante aplicado actualmente en diferentes industrias importantes. ¿Queréis descubrir más detalles acerca de este tipo de soldadura? Entonces echad un vistazo a la información que ponemos a vuestro alcance en este artículo sobre la soldadura orbital. ¡No ocultaremos nada!

Concepto de soldadura orbital

La soldadura orbital pertenece a la categoría TIG automática y se fundamenta en la unión de los materiales mediante la aplicación de un mecanismo de alta resistencia y pureza de tratamiento de metales mediante el uso de minerales. Esos sí, engloba un proceso que se realiza por un arco eléctrico.

Para impedir que se genere contacto con el baño de fusión y del electrodo, este tipo de soldadura emplea gas. Destaca, además, por disponer de una varilla en la zona exterior de la máquina de soldar que se utiliza para este sistema de soldado.

soldadura orbital

Es importante destacar que el proceso de soldadura con el método orbital une materiales mediante el arco de tungsteno con gas (GTAW), el cual actúa como una fuente de arco eléctrico que se encarga de fundir el material base, formando la soldadura de fusión. En otras palabras, el material que se está soldando se funde por el calor intenso del arco, uniéndolo con la otra pieza.

Ventajas de la soldadura orbital

Si hay un problema que tienen los distintos tipos de soldadura es el efecto de la gravedad sobre el baño de fusión que se genera durante el proceso de soldar, ya que limita la posición en la que se realiza la soldadura.

La soldadura orbital, sin embargo, se erige como una solución a este inconveniente, siempre y cuando se programe correctamente el soldado, permitiendo hacer los trabajos en cualquier posición. Ahora, esta no es una la única ventaja que ofrece este método, también supone:

  • Mayor calidad en el cordón de soldadura.
  • Un proceso más seguro.
  • Reproducciones más sencillas (al ser una soldadura programable).
  • Un método más amigable, aunque es importante tener conocimientos técnicos en soldadura para conseguir resultados óptimos.
  • Más rentabilidad, gracias a que emplea un sistema automatizado.
  • Rapidez de trabajo, ya que reduce los tiempos de producción.
  • Versatilidad, al permitir soldar en sitios confinados y materiales con formas difíciles.
  • Menos contaminación.
  • Presencia casi nula de óxido en el cordón de soldadura
  • Documentación del proceso gracias a la automatización.

¿Para qué se utiliza?

Al igual que otros tipos de soldadura, el método orbital tiene varias aplicaciones y usos, por lo que procederemos a enumerarlas:

  • Suele ser una de las más empleadas e importantes. La soldadura orbital normalmente, se aplica en espacios reducidos. Es decir, en aquellos lugares en los que las máquinas tradicionales no pueden acceder.
  • Consiste en un método bastante demandando para realizar trabajos en los que la rotación de la pieza es difícil. Se utiliza, de hecho, para reparar errores derivados de la soldadura normal.
  • Es muy empleado en una variedad de sectores, como las industrias de comida y refrigeración, incluyendo en el ámbito aeroespacial. Sobre todo para unir tubos, accesorios de tubos y más. 

Como veréis, el sistema orbital de soldadura resulta indispensable para una multitud de sectores industriales que son esenciales al momento de disfrutar de una mejor calidad de vida. De manera que tener conocimientos sobre esta tipología de soldadura es clave para hacer un buen uso de este equipo.

soldadura orbital

Materiales en los que se puede aplicar

Uno de los materiales predilectos para aplicar la soldadura orbital es el acero inoxidable. Especialmente porque es resistente a la corrosión, brindándole mayor protección a los elementos que lo conforman. Eso sí, resulta necesario considerar algunas pautas para trabajar con este material.

Hay, por supuesto, otros materiales en los que se puede aplicar este sistema de soldadura, como:

  • Acero
  • Aluminio.
  • Cobre
  • Duplex
  • Metales de niquel
  • Titano

Definitivamente, con este tipo de soldadura podéis llevar a cabo una gran cantidad de trabajos en materiales que son muy utilizados por las diferentes industrias.

Conclusiones

La soldadura orbital, al fin y al cabo, es un método con el que se suelda en forma circular un elemento, por lo general, de forma cilíndrica fijo, pero también elementos que pueden ser fijados en algún tipo de soporte, como conductos, cañerías hidráulicas y tuberías.

Además, con un porcentaje nulo o bastante bajo de rechazo, las uniones de piezas se consiguen con alta resistencia y una excelente pureza metalúrgica. Presenta, por otro lado, un acabado superficial muy óptimo que lo convierte en el método idóneo para soldadura de responsabilidad, como las que se utilizan en la industria alimenticia, química, nuclear, aeronáutica y biotecnológica. Por último, cuando este tipo de soldadura se aplica correctamente es garantía de que se conseguirá un trabajo de calidad a un menor costo, mayor limpieza y menos niveles de contaminación.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?