¿Cuáles son todos los tipos de Martillos que existen?

El martillo es una de esas herramientas manuales que tiene una variedad de funciones además de la simple carpintería y construcción. En general, casi todos los tipos de martillos constan de tres partes: una cabeza, un mango (de madera, goma o acero) y la parte posterior.

Tienen, de hecho, algo en común: se utilizan para crear un impacto en un área pequeña. Sobre todo para para incrustar clavos en madera o acero, dar forma a láminas de metal, incluso para triturar rocas y ladrillos.

Eso sí, los martillos tradicionales son polivalentes y se utilizan en cualquier taller. Mientras que algunos tipos de martillos han sido fabricados para tareas más específicas. En este artículo hemos elaborado una selección de las distintas clases que existen. ¿Quieres conocerlas? ¡Vamos allá!

Tipos de martillos

Los diferentes  tipos de martillos podemos clasificarlos según  su tamaño, forma, usos y materiales. He aquí algunas tipologías que posiblemente os ayude a mejorar vuestras labores de construcción, carpintería, bricolaje, etc.

Martillo de bola

Es el martillo más utilizado por ingenieros. Generalmente su mango está hecho de madera, ya sea de fresno o nogal americano, y se suele utilizar para dar forma a los metales y cerrar los extremos de los remaches.

Aunque el martillo de bola también se usa para redondear los bordes de los sujetadores y para “Peening“, un método de fabricación.

Halador de uñas

El martillo halador de uñas es el más reconocido para realizar trabajos tradicionales. Se caracteriza por disponer de un mango de madera, fibra de vidrio o acero, y la parte superior de su garra es bifurcada en forma de “V” curva para sacar clavos.

Se utiliza para levantar tablas de suelo u otros lugares donde se requiere palanca. Realmente es una  herramienta versátil que nos permite llevar a cabo  diferentes tipos de trabajo, de hecho, su presencia es obligatoria en cualquier taller.

Mazo

Corresponde a uno de los tipos de martillos que se emplea para clavar cinceles de acero y clavos de mampostería. Es fácil de identificar por su cabezal de doble cara y su mango puede estar diseñado de madera, resina sintética o nogal.

También conocido como martillo neumático o martillo neumático, el mazo no es muy adecuado para trabajos comerciales, por el contrario, está orientado a realizar tareas domésticas, especialmente  trabajos ligeros de demolición.

Martillo de herrero

Se trata de un martillo de metal de dos cabezas que tiene un mango largo similar a un mazo, que puede ser de madera o de goma antideslizante. El martillo de herrero  se usa para trabajos más pesados ​​como romper hormigón, piedra o mampostería y clavar estacas.  

Martillo de golpe muerto

Para un retroceso mínimo y golpes suaves, este martillo presume de un diseño especial. Su cabeza es de goma maciza o de plástico, incluso a veces, semihueca llena de arena o perdigones de plomo.

Desde carpintería hasta aplicaciones automotrices, el martillo de golpe muerto se puede usar en cualquier lugar. Ayuda a desalojar piezas, reparar pequeñas abolladuras y juntar o separar madera sin dañar la superficie.

Martillo de encuadre

Con una cabeza pesada, un mango más largo y caras avellanadas para incrustar clavos grandes en madera dimensional rápidamente, el martillo de encuadre se usa para enmarcar casas, ya que se encuentra en el juego de herramientas del carpintero.

Tiene una garra recta para realizar trabajos duros de desgarramiento y también para quitar clavos. Además, con el propósito de evitar el deslizamiento al insertar los clavos, las cabezas están grabadas.

Martillo de tachuela

El martillo de tachuela posee dos cabezas largas en forma de garra, una de las cuales tiene una cara magnetizada y se usa para sujetar y clavar púas. Es una herramienta ligera que también se le conoce como martillo de tapicero y trae un extremo sin imán que se utiliza para impulsar el colocado.

Mazo de goma

Entre los diferentes tipos de martillos de  mazo, este es el más utilizado para realizar trabajos sencillos de carpintería. Destaca por ostentar un cabezal de goma que permite proporcionar golpes más suaves en cualquier superficie irregular y también aumenta la vida útil de las cintas antideslizantes.

Es importante destacar que su mango de madera reduce las vibraciones durante la carrera y aumenta la comodidad. Este martillo utiliza en chapa, en carpintería y tapicería, pero también es lo suficientemente suave como para colocar paneles de yeso en su lugar sin dañarlos.

Martillo de pitón

Se le conoce como martillo trepador y tiene una punta recta que contiene un agujero para sacar pitones. Su cabeza de estilo yunque es pesada, pero también puede ser más liviana incluyendo un agarre hueco según el tipo de escalada que esté planeando.

Para conducir más picos rápidamente con menos fatiga, se utilizan modelos más pesados, mientras que se emplean modelos más ligeros cuando se conducen menos picos para reducir las cargas de peso.

Algunos martillos de pitón tienen cabezas intercambiables para ofrecer una gama más amplia de métodos de escalada.

Martillo de herrero

El martillo de herrero es un tipo de mazo en el que la segunda cabeza es ligeramente cónica y redondeada. Esta herramienta está especialmente diseñada para forjar acero al rojo vivo y fabricar diferentes herramientas.

Martillo de ladrillo o albañilería

Se refiere a un martillo cuya garra se emplea como cincel para marcar ladrillos, mientras que su cabeza estrecha se usa para partir este tipo de material. Posee un diseño hace que la herramienta sea útil en proyectos de albañilería, aunque también se utiliza para fabricar astillas de ladrillo para hormigonado.

Martillo para paneles de yeso

El martillo para trabajos de paneles de yeso es plano y tiene un extremo especializado que se parece mucho a un hacha con una muesca en la parte inferior. Al momento de trabajar con esta herramienta, resulta importante mantener los clavos en su lugar sin dañar el papel de yeso, de hecho, la muesca se encargará de esta tarea.

Ahora, si queremos cortar con seguridad el exceso de piezas de paneles de yeso, se puede utilizar su hoja de punta.

martillo claves

Martillo de bloqueo

Tiene una cabeza plana y cuadrada en un lado y una cabeza cilíndrica en el otro. El martillo de bloque es comúnmente utilizado por los herreros para trabajar metales o fabricar herramientas, y se utiliza para dar forma al metal sobre un bloque o un yunque.

Martillo de latón

Es uno de los tipos de martillos más peculiares, ya que tiene una cabeza cilíndrica doble delgada que se emplea para martillar los pasadores de acero sin dañar la superficie circundante. Esta herramienta resulta muy útil tanto en talleres de automóviles como en talleres de carpintería. 

Conclusiones

Como veréis, los diferentes tipos de martillos que existen tienen distintas aplicaciones, algunos son utilizados para realizar trabajos de carpintería, herrería, talleres de automóviles, etc. Es importante elegir la herramienta de acuerdo al trabajo que os realicéis  para conseguir mejores resultados.  

Eso sí, antes de comprar un martillo, sea del tipo que sea, comprobad su compatibilidad, durabilidad y precio. Este paso os ayudará a hacer su trabajo fácilmente.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?