7 ventajas de utilizar zapatos y botas de seguridad en el trabajo

Cuando se piensa en zapatos y botas de seguridad para trabajos en zonas industriales y de construcción, lo primero que nos viene a la mente son las botas resistentes con punta de acero. Y es que se han convertido en todo un clásico para proteger nuestros pies ante situaciones peligrosas.

De hecho, este tipo de calzado representa un Equipo de Protección Personal (EPP) esencial. Sobre todo en áreas donde se tienen que transportar cargas pesadas o trabajar con herramientas que podrían poner en riesgo la salud de nuestros pies tras un error de manipulación o un accidente.

Los empleadores/as, por su parte, tienen el compromiso de cuidar a su personal y garantizarles un entorno de trabajo fiable y seguro. Por ello, resulta necesario que realicen algunas evaluaciones de riesgos con el propósito de identificar peligros potenciales que puedan traducirse en lesiones o daños, incluidos los pies. Si el riesgo es intermedio o alto, entonces tienen que proporcionarles zapatos y botas de seguridad a sus trabajadores/as.

¿Cuáles son estas ventajas?

La pregunta del millón es… ¿Por qué? Simple; este calzado especial ofrece una serie de ventajas que mantendrán a tus empleados/a saludables. Por tanto, el uso de estos zapatos les permitirá:

Prevenir posibles lesiones en los pies

Las lesiones en los pies equivalen al 7% de los accidentes en las zonas industriales y de construcción. Así que, para evitar heridas y lesiones en esta parte del cuerpo en el área de trabajo, la utilización de zapatos y botas de seguridad es indispensable.

Brindar protección a los pies es la razón número uno por la que el calzado de seguridad representa un “must” en el trabajo. Claro está, dependiendo del entorno laboral, existe una lista interminable de posibles lesiones que pueden suscitarse como la caída de objetos pesados sobre los pies o pisar objetos afilados que pueden perforar los zapatos tradicionales. .

¿Te decimos un secreto? Pocos saben que un par de botas o zapatos de seguridad de calidad también puede protegerte contra descargas eléctricas.

zapatos de seguridad

Evitar caídas

El segundo accidente más común causado por el uso de calzado inadecuado en el entorno de trabajo son los tropiezos, resbalones o caídas. Pero, este tipo de eventos se puede evitar fácilmente con un buen calzado de seguridad, gracias a que suelen estar diseñados con  suelas antideslizantes.

Sentir la seguridad a de que estás trabajando con el accesorio perfecto para disminuir los riesgos de caídas y accidentes, ayuda a los empleados/as a sentirse más tranquilos/as mientras trabajan.  

Trabajar con mayor confort

La comodidad es un factor importante en cualquier entorno laboral, especialmente cuando vas a pasar el 40% de la semana usando el mismo par de zapatos. Sin embargo, el confort implica ir más allá de sentirse “cómodo/a” mientras cumples con tu trabajo, también supone evitar la fatiga, lo que permite tener un desempeño más eficiente.

Y es que a pesar de la dureza de los materiales con los que están fabricados, los zapatos y botas de seguridad garantizan un confort óptimo. La razón es sencilla: los tejidos con los que han sido diseñados ofrecen un gran nivel resistencia en su parte exterior, sin sacrificar la comodidad en su parte interior.

Por eso y más, es poco probable que aparezcan ampollas en tus pies al final del día o presentes rigidez y dolor muscular en general. ¿Sabías que un buen calzado ayuda prevenir dolores de espalda y de rodilla?

Mejorar la postura

El par de zapatos de seguridad adecuados no solo te protegerá de lesiones, sino que también marcará una gran diferencia en la optimización de tu postura. Suena genial, ¿Verdad? No es un mito. Este tipo de calzado amortigua y apoya el arco del pie, lo que significa que tanto los pies como los tobillos estarán totalmente apoyados.

Al mismo tiempo, esta característica asegura una alineación adecuada de las piernas, lo que mejorará tu postura general, permitiéndote prevenir o aliviar los dolores de espalda.

Obtener una excelente adherencia al suelo

Con el objetivo de facilitar tus movimientos, los zapatos y botas de seguridad en el trabajo cuentan con suelas que se adaptan al tipo de actividad que realizas en tu entorno laboral.

Como se explicó anteriormente, este calzado suele estar dotado de suelas anti-resbalantes. De manera que están compuestos de  pequeños crampones y un material anti-deparante para limitar los riesgos de resbalones o caídas.

Por lo tanto, su uso es apto para todo tipo de superficies que garantizan una buena adherencia al suelo. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado al hacer una elección. Algunos modelos son más adecuados para trabajar al aire libre, en lugar de un almacén, por ejemplo.

botas de seguridad

Trabajar mejor ante la variable del clima

Trabajar al aire libre implica el uso de un calzado apropiado. ¿Por qué? Te estarás preguntando. Bueno, porque los  zapatos y botas de seguridad son capaces de soportar la variable del clima, ya sean fuertes aguaceros, días de sol e incluso temperaturas bajo cero.

Conviene destacar que utilizar el calzado inadecuado en temperaturas frías puede ser bastante peligroso. Trabajar en ambientes gélidos durante un periodo prolongado muchas veces provoca  quemaduras por congelación si no se usa el accesorio apropiado.

Mantener la higiene de los pies

Es un hecho que los calzados de seguridad se han desarrollado para proteger los pies. Pero también están diseñados para mantenerlos secos. Y es que si trabajas en un almacén húmedo o al aire libre, el agua tiende a filtrarse fácilmente en los zapatos, sin embargo, este no es el caso de las  botas de seguridad.

Los materiales utilizados para fabricar los  zapatos y botas de seguridad mantienen los pies secos, permitiendo conservar su higiene y evitando malos olores. Por fortuna, estos accesorios también resultan muy útiles en verano para impedir que los pies se calienten demasiado por la transpiración.  

Conclusiones: ¿Conviene usar zapatos y botas de seguridad?

Nunca se debe ignorar la importancia de los zapatos y botas de seguridad en el trabajo. Estos accesorios son tan indispensables como tener gafas protectoras o guantes en zonas industriales o de construcción.

En el caso de los empleadores/ras es posible que este tipo de calzado represente una gran inversión, pero proporcionar a los trabajadores/ras la ropa de trabajo y el EPP adecuado, les permitirá ahorrar dinero a largo plazo. Sin mencionar que tendrán empleados/as  más saludables, felices y productivos, al desempeñar sus funciones de manera eficiente sin detrimento de su salud.

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?