5 trucos para ser un buen Electricista

No es ningún misterio que la electricidad es muy peligrosa. Si es de los que corren, caja de herramienta en mano, cuando hay algún problema: tranquilo. Los problemas eléctricos no son más difíciles de arreglar que los de fontanería, por ejemplo, si se sabe cómo. Eso sí, hay que tener un especial cuidado y estar bien protegido.

Tanto los problemas cuotidianos como los más complicados se pueden arreglar si seguimos una serie de pautas. Desde Suteva recomendamos buscar información sobre la causa del problema y consultar con un profesional si es necesario. Puede que el problema al que nos enfrentamos sea más grave de lo que parece.

¿Cuáles son los trucos para ser un buen Electricista?

Quizás no está pensando en cambiar el cableado eléctrico del barrio, pero sí arreglar un enchufe o proteger un cable en mal estado. Aunque estos pequeños arreglos no sean considerados de alto riesgo, los calambrazos no son agradables. Para que pueda trabajar más seguro, en este artículo explicaremos algunos trucos para ser un buen electricista.

1. Mantener el espacio de trabajo seco

Seguramente haya escuchado (o le hayan dicho) que no se seque el pelo con los pies mojados. Aunque hoy en día los secadores de pelo son muy seguros, sí que es cierto que es peligroso usar aparatos eléctricos estando húmedo. Sobre todo, si tienen cables en mal estado o hacen mal contacto. Esto se debe a que el agua es un perfecto conductor de la electricidad.

Trabajar con las manos mojadas es muy peligroso ya que aumenta las posibilidades de sufrir un calambrazo. Es importante mantener la zona en la que trabajemos completamente seca, sobre todo el suelo. Muchas veces, sobre todo durante obras de remodelación, usamos un trapo húmedo para limpiar el polvo. Nunca hay que limpiar enchufes, cables o circuitos eléctricos con un trapo húmedo. Si necesita limpiarlos, use un trapo seco. De este modo no provocará cortocircuitos que puedan dañarlos y no se llevará calambres.

Herramientas electricista

2. Desconectar la instalación eléctrica

Aunque parezca algo bastante obvio, se tiende a pensar que no hace falta para pequeños arreglos. Aunque sea algo menor, es muy recomendable bajar los plomos. Incluso cambiando una bombilla pueden producirse cortocircuitos. Son más comunes si manipulamos cables y enchufes, pero pueden ocurrir con los arreglos más sencillos y cuotidianos.

Para desconectar la instalación eléctrica basta con ir a la caja de electricidad del domicilio y bajar los plomos. Según la instalación, veremos que hay diferentes interruptores conectados a varios circuitos. Lo más común es tener 3 circuitos:

  1. Circuito de luces: se desconectan todas las luces del domicilio. Es ideal para cambiar bombillas.
  2. Circuito de fuerza: todas las tomas de corriente se desconectan. Es el que hay que bajar para arreglar un enchufe.
  3. Circuito de la cocina: existe para separar grande electrodomésticos como la nevera, frigoríficos, lavadoras, etc. del sistema de corriente general.

Además hay un circuito general que los desconecta todos y un circuito de seguridad que se desconecta automáticamente cuando detecta cualquier anomalía.

3. No soltar el cable de toma a tierra hasta el final

Para prevenir descargas y cortocircuitos es importante detectar el cable de toma a tierra. Suele ser de color vivo, normalmente verde o amarillo para que se pueda detectar rápido. Este cable redirige la corriente hacia el suelo. Por eso debe ser el último en soltarse.

Para cambiar un enchufe o un interruptor, por ejemplo, debemos solar primero el cable activo, seguido del cable neutro y, por último, el cable de toma a tierra.

4. Proteger el cableado en el exterior

Si el arreglo está en el exterior es aún más importante proteger y protegernos de la humedad. Posiblemente, si están al intemperie, los cables estén en mal estado. Además puede que sea más difícil cortar la electricidad si está conectado a una instalación mayor, de comunidad de vecinos o de la zona. Por ello, es muy recomendable utilizar guantes aislantes y gafas protectoras. Para proteger el cableado de la lluvia, la humedad y el sol, aconsejamos recubrirlos con aislantes o colocarlos dentro de una caja estanca.

5. Utilizar las herramientas adecuadas

No hay mejor manera de trabajar con seguridad que hacerlo con unas buenas herramientas especializadas. Al contrario de otros arreglos, para trabajos domésticos de electricidad hacen falta pocas herramientas. Las más utilizadas son los alicates, pelacables y destornilladores. Aunque sean herramientas bastante comunes es necesario que sean especialmente de electricista. Las herramientas de electricista aíslan hasta los 1.000 Voltios y ayudan a prevenir calambres.

En Suteva tenemos un amplio catálogo de herramientas de electricista.

Desde Suteva esperamos que este artículo haya sido de utilidad. Para más consejos, guías y tutoriales, visite nuestro blog.

1 comentario en «5 trucos para ser un buen Electricista»

Deja un comentario

¿No encuentras lo que estás buscando? ¿Tienes alguna duda sobre un producto y quieres resolverla?

Nuestro equipo de atención al cliente estará encantado de poder ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de:

✔️ Recibe nuestras ofertas y promociones. ¡Únete a nuestra comunidad!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras ofertas, descuentos, promociones y cupones regalo. ¡Apúntate de forma gratuita a nuestro newsletter!

× ¿Necesitas ayuda?